QUE HACER EN CASO DE:
ALUVIONES O DESLIZAMIENTOS

Los aluviones se producen en las quebradas, cañones y valles. Son muy peligrosos cuando las casas o campamentos son construidos cerca de ríos o arroyos. Pueden arrastrar casas rodantes, autos, carpas, hacer rodar grandes rocas, derribar árboles, cortar caminos y destruir puentes.

Evite construcciones y viviendas en laderas, propensas a problemas de erosión o inestabilidad de suelos.

Cómo disminuir la amenaza

Siembra cubiertas vegetales en laderas y construye barreras protectoras (trata de asesorarte sobre el tipo y conveniencia técnica de estas barreras). En áreas de ladera, construí canales o muros de desviación para encauzar el flujo alrededor de construcciones y viviendas y conducirlo hacia el cauce de ríos o quebradas. Observar periódicamente el comportamiento de esos encauzamientos y efectúa las correcciones necesarias. Instala tuberías flexibles (de gas y agua) para reducir el impacto de los deslizamientos. (Recuerda que las obras deficientemente construidas disminuyen la estabilidad de los suelos en la ladera, favoreciendo los derrumbes y deslizamientos)

¿Qué signos pueden alertarme sobre el peligro?

Atascamiento de puertas y ventanas. Aparición de grietas en muros, ladrillos, baldosas, etc. Las paredes exteriores, caminos o escaleras se separan de las construcciones. Aparición de grietas en áreas pavimentadas. Daños en líneas subterráneas (tuberías, alcantarillas, etc.). Inclinación de cercas y árboles o desplazamiento hacia abajo de los mismos. Débil sonido de retumbe que se incrementa a medida que se aproxima el deslizamiento. Tener en cuenta que los deslizamientos pueden acelerarse en periodos de lluvias continuas e intensas.

¿Cómo prevenirse?

Planea por lo menos dos rutas de evacuación. Desarrolla un plan de comunicación de emergencias y un plan para encontrarte con los demás miembros de tu familia (buscar un amigo o familiar que sirva de contacto para después del desastre).

¿Qué hacer durante el deslizamiento?

Si estás en tu casa pretéjete debajo de algún escritorio o mueble fuerte.

Si estás afuera, aléjate de bocas de tormenta, desagües. No juegues en las acequias o canales de riego. Corre a las partes más altas o de bajo riesgo. Corre a un refugio cercano (bosque o edificio) y si no es posible escapar protege tu cabeza.

Si vas en auto, nunca cruces un puente cuando el agua pasa sobre él (puede arrastrarte). Si el auto se detiene abandónalo de inmediato y sube a terrenos más elevados.

Después del aluvión

Mantente alejado del área de deslizamientos (puede haber nuevos deslizamientos). Revisa si hay personas heridas o atrapadas (presta ayuda y apoyo). Sintoniza las noticias. Revisa daños en las líneas de los servicios telefónicos y eléctricos y avísales a las autoridades. Tan pronto como sea posible restablece las coberturas forestales.